26º Encuentro de Mujeres

Spread the love

Vamos por el derecho al aborto.

Con la lucha del movimiento de mujeres, más el empuje que significó el triunfo del matrimonio igualitario, el Congreso tuvo que comenzar a tratar el proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo presentado por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto. Justamente, como veníamos avanzando, hay sectores que quieren frenar y confundir.

Así surgió el tramposo proyecto de los diputados Vega (C. Cívica) y-Albrieu (K), que con la excusa de modificar los requisitos para el aborto no punible pretende derrotar el proyecto de despena-lización. A eso hay que sumarle que Cristina Fernández de Kirchner, que se opone al derecho al aborto y mantiene buenas relaciones con la cúpula de la Iglesia, presionó en el mismo sentido.

Pero en tantos años de lucha, las mujeres aprendimos bastante. Ante la maniobra de Vega-Albrieu, la derecha y los K, alzamos nuestra voz por el derecho al aborto. Llamamos a movilizar el 27, día previsto para el debate en comisión del Congreso. Llevamos esa propuesta a la reunión de la Campaña, donde fue bien recibida y se sumaron a la convocatoria. Ante el escándalo en puerta, Vega tuvo que postergar la reunión para el 1º de noviembre la maniobra no iba a pasar en silencio.

Para impulsar la ley tenemos que movilizar

El derecho al aborto es un derecho democrático de cada mujer a decidir sobre su propio

cuerpo. Sólo ella -o en todo caso junto a su pareja- debe resolver si quiere o no ser madre, el número de hijos y el intervalo entre los nacimientos. No puede ser que una religión pretenda imponerle sus normas a toda la sociedad. Hay que separar la Iglesia del Estado, que debe ser laico.

El aborto es también un tema de salud pública. Por año se hacen 400 ó 500 mil abortos, todos clandestinos, muchos bajo la hipocresía de las clínicas privadas que hacen negocio. Pero para las mujeres pobres, el aborto realizado en condiciones inseguras es la principal causa de muerte materna. Mueren casi 500 por año y unas 80.000 terminan hospitalizadas, muchas de ellas con graves secuelas.

La pelea por la ley de aborto es más difícil que la del matrimonio igualitario o la identidad de género. Tiene un significado social y cultural profundo, porque el derecho al aborto cuestiona el rol reproductivo que el capitalismo nos asigna a las mujeres. Por eso las cúpulas religiosas y la mayoría de la dirigencia política tradicional se oponen y presionan sobre el Congreso. Y por eso para lograr la ley, como tantos otros derechos, es fundamental la movilización.

Para ganar, necesitamos la mayor unidad

Como en toda lucha difícil, hace falta la más amplia conjunción de fuerzas posible para vencer. Y para dar esa pelea hay dos grandes riesgos, que se van a expresar en el Encuentro: el oportunismo y el sectarismo.

Oportunismo es adecuarse o supeditarse al Congreso, a sus ritmos y maniobras. Creer en tal o cual táctica parlamentaria, sin presionar ni criticar, como hacen algunas organizaciones. La clave es apostar a la movilización, con independencia de los vaivenes del Congreso.

Tampoco sirve el sectarismo, habitual de otras corrientes. Como pasó en el Encuentro anterior, convocan supuestas “asambleas” que en realidad son actos partidarios, donde votan “planes de lucha” que sólo cumplen ellas mismas.

Para ganar, es necesario unir a todas las mujeres, organizaciones y personalidades que coincidimos en el punto del derecho al aborto, respetando otras diferencias. Para eso hay que lograr una coordinación representativa y democrática, con unidad en la diversidad, para movilizar el 1º de noviembre y las veces que sea necesario hasta lograr la ley de aborto. Esa será la propuesta central que llevaremos a Bariloche, ya que es el único

 

camino para que miles de mujeres marchemos juntas en las calles y así conquistemos el aborto legal, seguro y gratuito.

Vení a Bariloche con nosotras

Del 8 al 10 de octubre, miles de mujeres de todo el país nos vamos a encontrar en Bariloche. Como en cada Encuentro, habrá talleres sobre muchos temas. Seguramente, los de aborto y de estrategia para lograr la ley serán más concurridos que nunca.

Las mujeres del MST en Proyecto Sur venimos haciendo una campaña con charlas, talleres y cine-debate sobre temas de género en barrios, facultades y colegios. También venimos organizando fiestas, peñas, rifas, ferias del plato, bingos y diversas actividades para costear los pasajes.

En Bariloche ya tenemos asignada una linda escuela para alojarnos, cerca del centro. Vamos con entusiasmo militante y con propuestas concretas para avanzar en nuestros derechos. ¡Vení con nosotras!