Scioli: Tarifazo en el agua y suba de impuestos

Spread the love

Mientras no terminan de reparar los daños del temporal, Scioli descarga un tarifazo del 180% en el agua que factura Absa (Aguas Bonaerenses S.A.). Una suba que pagaremos desde el 1º de junio por el servicio de agua corriente y cloacas, tanto en el servicio medido como el no medido.
Será un aumento igual para todos los usuarios domiciliarios y comerciales, por lo que el 80% tendrá un aumento mensual de 34$. Aunque digan, que el que no pueda pagar podrá pedir ser bonificado, el anterior ajuste de Absa fue a comienzos del 2009 con una suba de entre el 200% y 500%.

Este tarifazo se suma a un nuevo aumento en los peajes que generó una denuncia para que se retrotraiga esa suba en la Autopista Bs. Aires-La Plata. Ante eso, el juez federal de Quilmes llamó a una audiencia pública en la que podría plantearse hasta la quita de la concesión a Coviares.
Se viene también la nueva reforma a la Ley Impositiva que Scioli envió a la legislatura el martes 17. Otro impuestazo al bolsillo del pueblo que hacen a sólo 4 meses de aprobar la Ley Impositiva 2012 que ya implicó fuertes subas en impuestos como el inmobiliario Urbano y Rural, los Sellos e Ingresos Brutos.
El paquete de Scioli incluye una autorización para emitir Letras del Tesoro por un nuevo endeudamiento de $2.000 millones, cuando el presupuesto 2012 fijó “incrementar el máximo” de $3.000 millones (art. 49). Además de un bono por $200 millones para pagar a los proveedores en los municipios ya que había quitado a las intendencias unos $900 millones de la coparticipación provincial. Cuando unos 40 municipios tuvieron dificultades para pagar los sueldos de marzo.
Scioli reclama también $100 millones para los damnificados del temporal… Y en su nueva reforma impositiva pone de excusa financiar el aumento a los estatales. Se propone recaudar $2.700 millones más al año con un incremento del impuesto a los Sellos que afectará a los alquileres, la compra venta de inmuebles, automotores, mercaderías y otras transacciones. Más una suba del 16,7% por Ingresos Brutos al comercio minorista o mayorista (que facturen de 1 a 30 millones al año). Las comunicaciones telefónicas tendrán una suba del 22,2% y los celulares tributarán un 17%; al igual que la TV por cable y satelital cuyas empresas también estaban exentas. Más una suba promedio del 42,5% del inmobiliario rural.
El gobierno dice que afectará sólo a grandes contribuyentes, pero las empresas y comercios trasladarán esas subas a los precios y tarifas. Al no enmarcarse en una reforma impositiva progresiva, donde paguen las multinacionales, banqueros y terratenientes; los ajustes se tornan regresivos en manos de estos gobiernos al afectar a las capas medias y trabajadores registrados de mayores ingresos. También al conjunto, al no haber controles para que los grandes comercios, empresas, productores o cooperativas eléctricas no los trasladen a precios.
Urgen medidas para ajustar a los de arriba: con impuestos progresivos a las grandes empresas, banqueros y terratenientes. Atacar la corrupción y la evasión impositiva junto a un verdadero revalúo fiscal. Anular los tarifazos al pueblo. Rebajar los sueldos y dietas de funcionarios y legisladores. Eliminar los subsidios a las privatizadas y a la escuela privada. Investigar y embargar a los grandes deudores del Banco Provincia y suspender el pago de la “deuda pública”, investigando su carácter fraudulento. Además de exigir al gobierno de Cristina una coparticipación que restituya lo que se fue cediendo a la Nación. Así habrá dinero para salarios y las necesidades sociales de los bonaerenses.