27º Encuentro Nacional en Posadas: Miles de mujeres en pie de lucha

Spread the love

El lunes 8 culminó el Encuentro Nacional que tuvo lugar en la capital misionera, al que asistimos miles de mujeres. En los talleres se expresaron acuerdos y coincidencias. Desde el MST en Mov. Proyecto Sur participamos con una fuerte delegación de compañeras, que llevaron propuestas concretas para avanzar en la lucha por nuestros derechos..

En Posadas el intenso calor, que nos acompañó durante todo el Encuentro, parece brotar de la tierra roja. Para nosotras, el esfuerzo de horas y horas de viaje tuvo sus pequeños logros desde el inicio: la primera bandera que entró al acto de apertura, en el Anfiteatro Paraguayo, fue la de las mujeres del MST de Neuquén.
El solo hecho de que miles y miles de mujeres llegadas desde todo el país nos hayamos reunido a debatir sobre nuestros problemas es trascendente ya de por sí. Sin embargo es ineludible reconocer que la concurrencia a los Encuentros viene paulatinamente en baja año tras año. Viene predominando la presencia organizada pero se reduce la de mujeres independientes, situación que a nuestro modo de ver está vinculada a la actitud aparatista de algunos partidos.
Las agrupaciones kirchneristas asistieron al Encuentro prácticamente con un único objetivo político: defender la gestión del gobierno nacional. Su simplismo se puede resumir en una frase: «La que critica a Cristina es gorila». Recibieron numerosas, duras y merecidas críticas en los talleres, porque la mayoría de las mujeres tiene bien claro que es Cristina la que manda cajonear la ley de aborto, la que impide los cambios a la ley de trata y la que no pone un peso para la atención de las mujeres víctimas de violencia de género.

Una delegación con fuerte protagonismo

Nuestra delegación no pasó desapercibida. Integrada por compañeras de Salta, Tucumán, Santiago del Estero, San Juan, Córdoba, Corrientes, Chaco, de todo el conurbano y la Provincia de Buenos Aires, Capital Federal, Santa Fe, Neuquén y la propia Misiones, totalizó varios cientos. Entre ellas estuvieron las comuneras porteñas Maru Lopes y Alejandra Camiña, maestras, enfermeras y otras trabajadoras, desocupadas, profesionales y artistas, estudiantes secundarias y universitarias, tanto militantes del partido como una alta proporción de compañeras simpatizantes e independientes.
Nos alojamos en el amplio Instituto Posadas, “el Bapaisé” como le dicen allá, cuya directora y portero nos atendieron siempre con la mejor de las ondas.
A partir de la apertura, la actividad fue intensa durante todo el Encuentro. Participamos en numerosos talleres de violencia, aborto, trata y otros, y coordinamos una decena de ellos. Nuestras propuestas fueron compartidas por muchas compañeras independientes. Visitamos a María Ovando en la prisión, difundimos su caso en la radio abierta permanente que instalaron las Feministas en Resistencia e hicimos gestiones por su situación.
Repartimos 15.000 volantes en las escuelas y en la mesa de agitación que instalamos en la Plaza San Martín. Hicimos en la Escuela Normal Nº 1 una presentación del libro Mujer, violencia y capitalismo y vendimos cientos de ejemplares.
La marcha de cierre también nos encontró con alta energía: la batucada a full, las pancartas y banderas en alto, las consignas incansables contra el femicidio… Cerramos nuestro trayecto con un combativo acto en la Plaza San Martín, en donde exigimos la ley de emergencia en violencia de género y la libertad de María.
Un párrafo aparte merece el rol de nuestros compañeros varones, que esta vez fueron unos 20. A diferencia de otras corrientes políticas que reniegan de toda participación masculina en los Encuentros de Mujeres, en el MST tenemos la tradición de que quienes hacen las tareas de limpieza, comida, volanteo y cuidado de los niños son los varones. Ese apoyo «doméstico», justamente, ayuda a que las compañeras puedan dedicarse de lleno a participar de los talleres. Junto a entender la batalla por los derechos de género como conjunta, este rol de nuestros compañeros es también un orgullo que reivindicamos.

El debate sobre la sede del próximo Encuentro

La decisión de dónde hacer o no el próximo Encuentro no surge «espontáneamente» ni se toma al azar. En el acto de cierre me tocó fundamentar la propuesta de Buenos Aires y lo hice con plena convicción. Porque conquistar la ley nacional de emergencia en violencia de género, avanzar en el debate y la aprobación la ley de aborto, reformar la ley de trata y separar la Iglesia del Estado en la reforma del Código Civil son todas tareas que requieren presionar fuertemente al Congreso. Y como todas sabemos, el Congreso está en Buenos Aires, que además es la sede de los gobiernos de Cristina y de Macri.
La «defensa» de la propuesta de San Juan fue penosa. «Para que el Encuentro siga siendo federal»… ¡como si Buenos Aires no fuera parte de la Argentina! «Para ir contra la Barrick Gold»… ¡como si el eje de nuestra pelea fuera el medioambiente! «Hace 15 años que no se hace en San Juan»… ¡pero hace 16 años que no se hace en Buenos Aires!
El aparato del PCR impuso una decisión equivocada, pero de alguna manera pagará los costos políticos. Gran parte de las mujeres independientes vio coherente la propuesta que sostuvimos. Aunque la mayoría de la concurrencia ya venía alineada con la opción de San Juan, fuimos escuchadas con atención, respeto y nuestros planteos seguramente serán motivo de reflexión. A diferencia de nosotras, que salimos del Anfiteatro cantando a todo pulmón, las “ganadoras” no festejaron nada…

Emergencia en violencia de género ya!

Volvimos de Posadas cansadas, pero con la satisfacción de haber cumplido los objetivos que nos propusimos. Los pequeños inconvenientes habituales fueron resueltos y superados. Fruto de la rica experiencia compartida en el Encuentro, nuevas compañeras han resuelto sumarse a la militancia en el MST. ¡Bienvenidas, compañeras!
Entretanto, seguimos exigiendo que se declare la emergencia en violencia de género y nuestro diputado Alejandro Bodart ya ha presentado en la Legislatura porteña un proyecto de ley en ese sentido.
En las próximas semanas estaremos convocando a plenarios abiertos en Buenos Aires y en todo el país para redondear el balance del Encuentro y para motorizar iniciativas de impulso a la movilización por el Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres, que se hará a fines de noviembre. ¡Volvimos del Encuentro fortalecidas para seguir luchando por nuestros derechos!